Conoce Las 5 Emociones Necesarias Para Emprender

0
776
5 emociones necesarias para emprender

¿Crees que para emprender son necesarias algunas emociones en particular? Ya es sabido (y por si no lo sabías aquí te estás enterando) que somos emociones o mejor dicho que estamos atravesados por emociones.

Los seres humanos somos cuerpo, lenguaje, emoción y espiritualidad; estos ámbitos forman parte de nuestra vida y nos desenvolvemos y desarrollamos en cada uno de ellos, en mayor o menor medida.

Pero aun sabiéndose esto, se suele darle mayor importancia al aspecto intelectual, mental, cognitivo y racional que a cualquier otro aspecto, dejando por supuesto lo emocional fuera de toda atención, a la hora de pensar en un proyecto y más específicamente cuando decidimos emprender una nueva actividad

Al descuidar el aspecto emocional de nuestra vida, descuidamos cuánto influyen los estados de ánimos en las decisiones que tomamos y cómo nos cierran, en vez de abrirnos, posibilidades para llevar a cabo acciones concretas.

Si bien cada persona es diferente y por lo tanto su energía es particular, mencionaré a continuación las emociones que a mi parecer son básicas y necesarias para llevar adelante un proyecto y poder emprender con éxito.

Las 5 emociones necesarias para emprender

La Confianza

Confiar en uno mismo y en el propio proyecto, más allá de lo dificultoso que sea hacer que avance y crezca. Pensar en positivo, que no es sinónimo de ser idealista, sino de enfocarse en lo que uno ha elegido hacer, convencido y dejando poco margen a la duda que es la que en general nos lleva a postergar o a abandonar nuestros deseos.

La Motivación

Estar motivada, ya sea auto motivándote (hay personas que se auto motivan naturalmente) o buscando motivación externa, en personas, actividades, gratificaciones o cualquier cosa que se elija para mantener “encendida” la llama de la alegría, la energía, las ganas y el entusiasmo.

Que el emprendimiento siga siendo la prioridad de uno, inclusive y más aún, en los momentos en que se torna difícil continuar (tengamos en cuenta que siempre existen esos momentos).

La Ambición

Que sería lo opuesto a la resignación. Cuando uno se centra en la ambición, en el deseo de crecer, en las ganas de salir de la comodidad y de lo que ya está establecido y dado, aparece la ambición como esa energía que motiva y moviliza a ir hacia adelante, sin conformarse con lo que hasta el momento se ha logrado.

La Pasión

Es una de las emociones que más me agrada, es la que me remite a la sensación de no vivir “a medias” y de sentir intensidad en lo que uno emprende.

Es placentero sentir la adrenalina de vivir lo que hemos querido vivir y de la manera en que deseamos hacerlo.

El Compromiso

Que va de la mano de la responsabilidad. Cuando uno se compromete y se responsabiliza con lo que ha elegido emprender, difícilmente no tenga éxito y no llegue a obtener ningún logro, más allá de que esto no sea un camino sencillo.

Conclusiones

Si bien todas las personas somos diferentes, existen algunas cuestiones universales o generales que se nos presentan a todos los seres humanos por igual y en el momento de generar un proyecto y dedicarnos al mundo del emprendimiento, creo cada vez más, que este “cóctel” de emociones son imprescindibles para garantizarnos la satisfacción de estar en el camino que deseamos estar.

Y ahora, como siempre, te toca vos: cuéntanos de tu experiencia, qué emociones son las que te atraviesan cuando estas iniciando una nueva actividad o proyecto?, que consideras que necesitas para poder avanzar?

Dejanos tus comentarios! Seran bienvenidos! Y no olvides compartir esta nota en tus redes sociales.