4 Maneras de Racionalizar su Empresa e Incrementar las Ganancias

Racionalizar su empresa puede ser de gran ayuda para eliminar las pérdidas de dinero y, por lo tanto, incrementar sus beneficios.

0
2594

Racionalizar su empresa puede ser de gran ayuda para eliminar las pérdidas de dinero y, por lo tanto, incrementar sus beneficios.

En general, el propósito de contratar cualquier servicio, actividad comercial o tercerización debería ser obtener más beneficios.

Si no obtiene beneficios, analice nuevamente el negocio y haga los ajustes necesarios.

1. Cancele todos los servicios que no le están resultando e invierta en algo mejor

¿Ha estado pagando honorarios mensuales o anuales de servicios que no funcionan bien para su empresa?

¿Quizás usted ha mantenido un servicio especial porque se ha familiarizado con el y ahora parece ser parte de su empresa?

Se aferra a servicios que no están rindiendo lo que cuestan y le están, en realidad, comiendo sus ganancias.

Evalúe los servicios que contrata. ¿Cumplen con lo que la empresa prometió? Muchas emprendedoras/es utilizan servicios que les ayudan a ahorrar tiempo, a realizar más cosas o los benefician de alguna manera.

Si los servicios que contrató no le dan esos beneficios considere contratar uno de mejor calidad o directamente no usarlos más.

Algunas personas no están conformes con los proveedores que tienen pero temen hacer “el cambio” a uno mejor. Y cuando finalmente se deciden a hacerlo se dan cuentas de que al fin de cabo no era tan difícil como pensaban.

Algunas compañías harán inclusive ellos mismos gran parte del trabajo de cambio o le darán una fenomenal oferta de lanzamiento para hacer que usted cambie por su servicio.

Recuerde que, si usted va a pagar un servicio este debería beneficiarla/o de alguna manera, en caso contrario está absorbiendo sus ganancias.

2. Elimine las actividades que le hacen perder tiempo en su empresa:

¿Agregó alguna actividad que sabe que no le está beneficiando de algún modo? A lo mejor usted tiene un gran carácter y “nunca abandona” algo que comenzó.

A pesar de que es verdad que si en verdad quiere tener éxito nunca debería dejar de intentarlo… debe considerar que quizás algunas de las cosas que encaró podrían estar muy bien reteniéndola/o.

Analice su negocio y trate de eliminar todas las tareas o cosas que son una pérdida de tiempo y hasta considere “abandonar” lo que no le de beneficios, así le deja tiempo para probar otra cosa.

A veces no es necesario abandonar sino más bien “educarse” para hacerla mejor, lo que me conduce al siguiente punto:

3. Capacítese para hacer algunas de las tareas importantes en su negocio:

¿Hay algunas actividades que le están costando bastante dinero porque no las puede hacer usted misma/o? Si, por ejemplo, está pagando una suma importante por un servicio de hosting para su site porque ofrece un elegante creador de websites, ¿Por qué no tomar algunas clases de html para hacerlo usted misma?

O mejor aún, contrate un profesional que no sólo sea buen diseñador o diseñadora pero que realmente comprenda la web para que le haga las plantillas básicas de su site y aprende a completar el contenido. Edúquese y aprenda a hacer algunas cosas que no sólo le ayudarán a ahorrar sino que le darán más libertad de acción.

Internet está repleta de recursos: teleclases, newsletters, muy buenos websites y blogs con mucho contenido que la/o ayudarán a aprender lo que necesite para desarrollar su actividad.

Invierta algo de dinero para aprender de otra gente que tiene más experiencia que usted, en e-books, en libros o seminarios. Valdrán el tiempo y el dinero que ahora invierta en ellos. Además, esa experiencia y conocimientos serán unos activos que seguirán dándole dividendos a lo largo de su vida.

4. Tercerice (Outsourcing) parte del trabajo para llevar a cabo más cosas:

A medida que su empresa crece habrá momentos en los que no podrá hacer todo sola/o y si aún así trata, terminará en el hospital con una crisis nerviosa…

A pesar de que la mayoría de los pequeños negocios no pueden contratar sus propios empleados hoy existe la maravillosa oportunidad de tercerizar parte del trabajo.

Busque un buen acuerdo, a menudo puede negociar un trato con otra empresa si puede contar con ellos como su principal fuente de tercerización para un tipo de trabajo en particular.

También puede revisar nuestros consejos para contratar freelancers que trabajen temporalmente en su oficina o directamente en la de ellos.

Otra buena idea puede ser una buena idea contratar una asistente virtual. Puede entrenarla/o para que la/o ayude en esas tareas que la abruman. Si usted puede lograr aún más cosas con un poco de ayuda, seguramente obtendrá más beneficios económicos.

Los servicios de asistentes virtuales son muy fáciles de buscar en Internet, solo use su buscador favorito. Sin embargo, tómese el tiempo de investigar un poco a la persona o de pedir recomendaciones antes de contratar a alguien.

Es recomendable comenzar con pequeñas tareas para ver cómo se desenvuelven las cosas con la nueva asistente.

Para su tranquilidad, la mayoría de las asistentes virtuales tienen más experiencia que la requerida por una pequeña empresa pues muy a menudo se trata de mujeres con experiencia de secretarias ejecutivas que decidieron trabajar desde su casa por tener un bebé o persona que cuidar.

VíaRhonda White
Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.