12 Errores Que Todo Emprendedor Debería Evitar

¿Cuáles son los errores que todo emprendedor debería conocer y evitar al comenzar un nuevo emprendimiento?¿Qué factores contribuyen al fracaso de los nuevos emprendimientos y cómo evitarlos?

0
1044

A menudo encontramos artículos que explican cómo alcanzar el éxito en los negocios, pero hay muy pocos que hablan de los errores que hay que evitar al comenzar un proyecto comercial propio.

Comenzar un nuevo negocio o empresa siempre es riesgoso, y las posibilidades de éxito son escasas.

Las investigaciones realizadas en el tema muestran que más el 50% de las pequeñas empresas fracasan durante el primer año y que el 95% restante no pasa de los cinco años.

¿Qué factores contribuyen al fracaso del 95% de los emprendedores y cuáles al éxito del 5% restante? Es muy probable que el 95% que fracasa cometa uno o varios de los siguientes errores.

Continúa leyendo para aumentar tus oportunidades de situarte en el 5% que tiene éxito.

12 Errores que todo emprendedor debería evitar

1.No definir el nicho de mercado

El primer paso para comenzar un nuevo emprendimiento es saber cuál va a ser tu negocio, a quienes vas a tratar de hacer clientes. ¿Existe realmente una oportunidad de negocio en lo que quieres hacer o defines tu negocio únicamente por lo que a te gusta o sabes hacer?

Antes de invertir tiempo y dinero tienes que encontrar un nicho de mercado. En Internet, un nicho de mercado ideal es aquel en el que hay un grupo pequeño pero interesante de individuos (nicho de mercado) con necesidades insatisfechas. Entonces nosotras/os podemos satisfacerlas.

Te recomiendo repasar las diferencias entre mercados, nichos y nichos de mercado.

2. Abandonar demasiado pronto

Muchos negocios fracasan porque la/el emprendedora piensa que simplemente abriendo un negocio o armando un website tiene asegurado el camino al éxito. Pero pronto se dan cuenta que el camino no es ni simple ni confortable y entonces “arrojan la toalla” y se rinden.

Comenzar un emprendimiento es duro, demanda grandes dosis de energía y esfuerzo, tanto mental como físico; exige apelar a todas nuestras habilidades y pone a prueba nuestra fibra moral. Realizar el sueño de tener la empresa propia, requiere altas dosis de compromiso personal.

Muchas personas se acercan al emprendedorismo con la principal ilusión de sacarse al jefe de encima, gozar de horarios más flexibles, etc.; pero pocos se dan cuenta de entrada que ser el propio jefe y luchar por sacar adelante la empresa implica, en la mayoría de los casos, trabajar muchas más horas que antes, inclusive los fines de semana.

Hay que quedarse y perseverar hasta lograr que la empresa funcione. Una vez logrado, la mayoría de las personas consideran que valió la pena tanto esfuerzo.

3. Falta de un plan estratégico

Es fácil ser picado por el “bichito” de la empresa propia, pero es difícil trazar un camino claro y distinto que te permita posicionar competitivamente tu compañía para el futuro.

Esta falta de un plan estratégico hace que la mayoría de los emprendedores tomen cualquier camino que, a menudo, conduce al fracaso de sus negocios.

Desarrolla un plan estratégico para ayudarte a decidir dónde quieres ir con tu compañía y cómo vas a llegar ahí.

4. Errores de marketing

El marketing de tu producto o servicio debe ser una prioridad. Los errores de marketing hacen que tu empresa corra el riego de encaminarse hacia el fracaso. Tienes que encontrar una manera de conseguir nuevos prospectos para tu negocio y luego convertir esos prospectos en clientes activos.

On line, una de las formas más sencillas de generar leads es mediante un formulario en tu Website o blog para que se suscriban a tu newsletter.

Una vez que tienes los datos de esa gente interesada en tus productos o servicios puedes mantenerte en contacto, publicar notas interesantes, ofertas y promocionar nuevos productos a medida que los tengas.

Para distribuir la newsletter, segmentar tu lista de referidos, mandar promociones, el programa que te recomiendo es Aweber, es el que usa este site para mandar sus newsletter.

5. Falta de infraestructura

En el período inicial después de iniciar un negocio y de que el dinero comience a fluir, la mayoría de los empresarios, naturalmente, buscar un mayor crecimiento y ponen más dinero en áreas como nuevos mercados y nuevos productos. Poco o ningún dinero se destina a la estructura de la organización y apoyo de back office.

Por lo tanto hay una carencia de sistemas de información necesarios que proporcionen la información y los datos que se necesitan para ejecutar el día a día las operaciones de la empresa y tomar decisiones sobre las estrategias actuales y futuras.

Nadie se da cuenta hasta que la pequeña empresa presenta enormes pérdidas o cuando está al borde de la quiebra.

Desde un comienzo procura contar con la infraestructura, implementa adecuadamente tus recursos humanos, delega y céntrate en el panorama general, aprecia y reconoce la contribución de tus empleados, desarrollar planes a largo plazo y, finalmente, implementa la tecnología de manera efectiva.

6. No Actuar

Si no haces nada, nada va a ocurrir. El marketing hay que implementarlo. Crea un artículo sobre tu producto, haz una llamada a un potencial cliente, o a un probable socio de negocio, haz una llamada de seguimiento (¿qué pasó con todos esos contactos que conseguiste el mes pasado en un congreso?).

Ejecuta la acción correcta, en el momento correcto y en el orden correcto. Esto ayuda a construir momentum y el momentum colabora al éxito.

7. Quedarse en la zona confortable

Inicialmente, experimentarás los dolores del crecimiento y te resultará demasiado tentadora la idea de volver a la zona de confort de estar empleada/o. La mayoría de los empresarios vuelven a donde se sienten cómodas/os.

Para tener éxito, tienes que extender tu zona de confort.

De ser necesario, consigue un mentor o un coach de empresa que te empujará en la dirección correcta, además de apoyarte y alentarte. Rodéate del tipo de gente que te motivarán a alcanzar tu meta de tener tu propio negocio.

8. Falta de humildad

Muchos empresarios creen que lo saben todo acerca de los negocios. Esta confianza es arrogancia e ignorancia.

Vivimos en una era de información y hacemos negocios en una economía global. Las nuevas tecnologías y la movilidad de capital y otros recursos significan que las cosas cambian más rápido que nunca. No estar alerta y abierta/o a los nuevos enfoques e ideas podría significar la destrucción del negocio.

Comenzar un negocio es un viaje, prepárate a estar abierta/o a aprender de otros, asistiendo a seminarios y talleres en las áreas que tienes carencias.

9. Ignorar la Regla del 80/20

La regla de Pareto dice que el 80% de nuestros resultados provienen del 20% de nuestros esfuerzos. La mayoría de las emprendedoras están normalmente muy ocupadas en tareas que consumen mucho tiempo (lo que las hace sentir que trabajan realmente en el emprendimiento) y que colaboran muy poco al desarrollo del negocio.

Busca la forma de delegar o tercerizar esas tareas y emplea tu tiempo en actividades como marketing, desarrollo y lanzamiento de nuevos productos; estas actividades agregan valor a tu negocio y colaboran 80% a tu éxito.

Para ser más productiva aplica los principios de Pareto y Parkinson.

10. Subestimar los requisitos legales e impositivos

Hay leyes y reglamentos que rigen a las empresas en todos los ambientes, por ejemplo, las licencias de las autoridades locales, los requisitos de registro de empresas, certificados de impuesto de matriculación, etc.

Es importante que comiences a tener en cuenta las leyes lo antes posible para evitar retrasos en los impuestos y las acciones legales por parte de las autoridades fiscales.

Esto también ayuda al desarrollo una disciplina positiva del negocio que es bueno para tus relaciones públicas. Cuando el negocio crezca, no tendrás “cadáveres” escondidos en el armario.

11. Deficiente administración del cash flow

En las primeras épocas de un negocio, la mayoría de las/os empresarias/os pasan mucho tiempo tratando de conseguir que el negocio se ponga en marcha y se olvidan de controlar los ingresos y egresos de dinero.

Cuando el negocio comienza a experimentar un crecimiento rápido y el efectivo comienza por fin a fluir, no apartan dinero para los días malos, cuando las ventas disminuyen. Estos son errores graves que conducen a importantes problemas de flujo de caja.

Como regla general, se cautelosa/o, recorta tus gastos al mínimo y haz funcionar la empresa lo más eficientemente posible.

12. Para completar

Tal vez puedas ayudarnos a agregar el punto 12. Todas las personas hemos pasado alguna vez por una mala experiencia tratando de armar el negocio propio. Si somos medianamente inteligentes habremos aprendido algo de nuestro fracaso, quizás el punto 12 de nuestro enunciado.

Si quieres agregar un algo, compartir tu experiencia o completar el punto 12, por favor deja tu comentario debajo.

Conclusiones

Es difícil ser una empresaria/o exitoso, pero con la información correcta, la actitud y la adopción de medidas, puedes estar entre el 5% de los empresarios que tienen éxito y prosperan. Éxitos!

Compartir
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.