10 Mitos Sobre la Creatividad

0 226

Los 10 mitos sobre la creatividad que son perjudiciales para el proceso creativo.

En el transcurso de los años, he escuchado a la gente decir un montón de tonterías sobre la creatividad. Algunas las escuché una y otra vez.

Lo que es peor, muchas de estas nociones – o mitos – acerca de la creatividad son perjudiciales para el proceso creativo. Por lo tanto, vamos a poner fin a esto de una vez por todas.

A continuación se presentan 10 mitos sobre la creatividad. Si los compartes con tus allegados, colaborarás a terminar con ellos.

10 Mitos sobre la Creatividad

1. “Yo no soy creativa/o”

He escuchado a mucha gente decir precisamente eso: “Yo no soy creativa/o”.
La verdad, por supuesto, es que todos somos creativos. Eso es lo que nos diferencia de loros que pueden decir cosas graciosas pero que no podrían tener una idea creativa, aun si su vida dependiera de ella.

La verdad es que todos somos creativos. Y mientras algunas personas son naturalmente más creativas que otras, todos podemos tener ideas creativas.

El problema es que, a medida que crecemos, la mayoría de nosotros aprendemos a inhibir la creatividad, por motivos relacionados con el trabajo, el comportamiento aceptable y ajustarnos a la idea de ser un adulto.

2. “Es una idea estúpida [o tonta, o ridícula]”

La gente dice que este tipo de cosas a los colegas, la familia e incluso a ellos mismos. De hecho, esta es una razón por qué las personas creen que no son creativos: porque tienen en esa costumbre de censurar sus ideas creativas, diciendo que son estúpidas, que ya no se sienten creativos.

La próxima vez que tengas una idea que creas que es estúpida, no la censures. Por el contrario, pregúntate cómo puedes mejorarla.

3. “Las personas creativas siempre tienen grandes ideas”

¡Mentira! Las personas creativas tienen ideas siempre. Les guste o no, son personas que tienen ideas y comparten estas ideas (¡a menudo con personas que dicen que sus ideas son estúpidas!) todo el tiempo. De esas ideas, unas pocas son grandes. Muchas son buenas. Muchas son mediocres y pocas ideas son realmente estúpidas.

Con el tiempo, tendemos a olvidar las ideas malas de las personas creativas y solo recordamos sus grandes ideas.

4. “La crítica constructiva ayudará a mi colega a mejorar su idea.”

Oh sí, y hacer tropezar a un niño cuando está aprendiendo a caminar le ayudará a mejorar sus habilidades para andar. ¡Tonterías! Las críticas, ya sea constructiva o destructiva (como la mayoría de la crítica es realmente) aplasta el pensamiento creativo y le enseña a su colega que es mejor guardarse sus ideas.

Asimismo, otros colegas verán lo que sucede cuando se comparten las ideas y también aprenderán a guardarse las ideas. Las nuevas ideas son frágiles. Necesitan cuidado, y no puntapiés. En lugar de criticar a un colega su nueva idea, desafíela a mejorarla preguntándole cómo podría superar los puntos débiles de la idea.

5. “Necesitamos nuevas ideas para el lanzamiento del próximo producto. Juntemos a los de marketing y hagamos una sección de brainstorming”.

Esta es una receta segura para obtener el mismo tipo de resultados que tuvo en el pasado: ideas poco creativas.

La técnica conocida como lluvia de ideas, tormenta de ideas o brainstorming así como cualquier evento convocado para obtener resultados más creativos funcionan mejor cuando hay una amplia variedad de participantes.

¿Quieres ideas? Junta a la gente de ventas, de contabilidad, de recursos humanos, de finanzas, administrativos, de producción, de diseño, de investigación, de legales y otras personas en el evento de lluvia de ideas. Una gama tan amplia de conocimientos, experiencias y antecedentes fomentan una amplia gama de ideas. Y esto se traduce en más ideas creativas.

6. “Para que nuestra estrategia de innovación sea un éxito, necesitamos un
sistema de revisión de los procesos para la detección de ideas y la determinación de cuales ideas a aplicar”.

De hecho, el proceso de revisión significa muy a menudo la erosión de la creatividad al eliminar el riesgo de las ideas. El componente más importante para la innovación es tener un método para solicitar y capturar ideas centrado en el negocio. El enfoque de las ideas de campaña – donde desafío a los empleados a presentar ideas sobre cuestiones específicas del negocio, tales como “¿de qué manera podríamos  mejorar producto X?” es la mejor manera de centrar la innovación.

pensamiento_creativo_lab

Una herramienta transparente, que permita a los empleados presentar, leer y colaborar en las ideas es la mejor manera de centrar el pensamiento creativo. Y, la elaboración de sus desafíos de manera eficaz es sin duda uno de los más aspectos importantes del éxito de la innovación empresarial. (véase http://www.jpb.com/ideamanagement/ para obtener más información sobre la campaña de ideas enfocadas en la innovación).

Sí, la revisión de las ideas es importante. Pero primero tienes que conseguir generar ideas creativas para que puedan ser revisadas.

7. “Esta es una buena idea. Vamos a implementarla”

Cuando estamos en busca de ideas, tenemos una tendencia a dejar de mirar y empezar a aplicar la primera idea que viene a la mente. Lamentablemente, eso significa que cualquier gran idea que podrías haber tenido, de tener más tiempo para pensar, se pierda. Además, las buenas ideas pueden convertirse en excelente con un poco más de pensamiento creativo.

Por lo tanto, no deberías pensar en una buena idea como un fin – sino que se trata de un comienzo de la segunda etapa de pensamiento creativo.

8. “Las drogas me ayudarán a ser más creativa/o”

Los años ´60 con  la cultura de drogas y glamour de los músicos y artistas para ser más creativos, dieron lugar a este mito. Y, posiblemente, un poco de alcohol ayuda a aflojar las inhibiciones y a no criticar sus ideas tanto como lo haría de no haberse aflojado sus inhibiciones (o puede funcionar justo en sentido contrario…).

borracho

Pero las drogas y el alcohol alterarán tu mente y es muy probable que creas que eres una persona más creativa. Sin embargo, para el resto de la gente que te observa, sólo pareces una persona fuera de control y desagradable.

9. “Si no está roto, no lo arregles”.

El otro día estuve en un taller en el que algunas personas se estaban  quejando de una colega que siempre tenía ideas. Peor aún, ella quería implementar esas ideas para cambiar procesos que están trabajando perfectamente bien.

Lamentablemente, demasiados de nosotros (pero no tu, por supuesto) somos como esos quejosos. Si algo funciona bien como está, ya sea que se trate de una máquina o un proceso, a menudo sentimos que no es necesario cambiar la forma en que funciona.

Afortunadamente, el Dr. Hans von Ohain y Sir Frank Whittle no pensaron así – pues sino seguiríamos volando en aviones a hélice. Ten en cuenta que los aviones estaban trabajando perfectamente bien cuando los dos caballeros en cuestión inventaron, individualmente,  el motor a reacción.

10. “No necesito un anotador. Siempre recuerdo mis ideas “

Quizás. Pero lo dudo…

Cuando nos sentimos inspiradas/os por una idea, esa idea muy a menudo se presenta fuera de contexto con lo que estamos haciendo. Tal vez un sueño que tuvimos,  al despertar nos inspira la solución a un problema. Pero, entonces nos levantamos, hay que ocuparse de los niños, del desayuno, se nos cruza por la mente esa importante presentación que vamos a dar en la mañana, el pánico que los niños lleguen tarde a la escuela, tomar el tren (el el bus o poner en macha el auto), etc – así hasta el final de la tarde cuando que finalmente tenemos tiempo para pensar en el problema.

Sinceramente, ¿Qué probabilidades hay de que realmente recuerdes claramente la idea que tenías al despertar?

¿y tu qué piensas? Déjanos tus comentarios debajo.

 

VIA Jeffrey Baumgartner
La Arquitecta Silvia Chauvin es editora de Mujeres de Empresa, escribe sobre temas de tecnología y redes sociales.